miércoles, 3 de diciembre de 2008

meztli y tonatiuh

Huitzil estaba celoso del amor que se tenían Meztli y Tonatiuh. Asi que un dia mando a Tonatiuh a la guerra de los hombres ya que tenía la intención de separar a la feliz pareja. Tonatiuh obediente a su señor, partió a la guerra. Durante muchos días Meztli espero a su amado volver, asi pasarón muchos años sin saber noticias de su amado.
Huitzil contento por su obra, mando llamar a Meztli, ella fue a su encuentro. Huitzil pidió su mano, haciendo referencia que Tonatiuh no volveria jamás y que probablemente había muerto en batalla. Meztli entristecida por la noticia salío de la sala ofendiendo de esta manera al gran señor. En su tristeza Meztli comenzó a brillar, un brillo plateado triste y frío. Murío de amor y su cuerpo se elevo hasta el cielo, donde la oscuridad acompaña su pena.
Tiempo despúes llego Tonatiuh cansado por los dolores de la guerra tenía como única esperanza volver a ver a Meztli. Busco a Meztli por todos los lugares, pero no encontró señal de ella. Huitzil lleno de envidia y odio le informo la muerte de su amada. Esto entristeció mucho a Tonatiuh. Y en su dolor se sumergió durante muchos años en una tristeza inmensa. Su dolor fue tan grande que el mundo se lleno del frío de la desesperanza y la soledad.
Una noche Tonatiuh caminaba lamentando su pena miro hacia el cielo y vio un gran circulo que brillaba con una hermosa luz plateada. Ese brillo le recordó mucho a su amada. Quiso seguirlo hasta el cielo, pero no pudo alcanzar ni a las estrellas. Así que embravecido por la esperanza de encontrar a su amada y lleno de fe para alcanzar a ese brillo plateado comenzó a arder de amor. La fe y la esperanza encendieron su cuerpo hasta envolverlo de un gran fuego, y sin proponérselo comenzó a elevarse hacia los cielos. Si darse cuenta del tiempo llegó el día.
Lleno de amor, recorrió toda la bóveda celeste pretendiendo descubrir que era ese brillo. Le tardó 12 horas recorrer la mitad del cielo, y tardo otras doce en recorrer la otra mitad. Asi estuvo durante muchos años, hasta que un día su esperanza fue cumplida y pudo alcanzar aquella luz plateada. De esta forma pudieron estar unidos una vez más. Desgraciadamente la envidia de Huitzil volvería a separarlos lanzado orbitas para cada uno de ellos y de esta forma separarlos para siempre.
De vez en cuando el amor que sienten uno con respecto al otro logra vencer la orbita de envidias y Meztli y Tonatiuh vuelven a estar juntos. Por esta razón Tonatiuh corre todos los días 24 horas para alcanzar a Meztli y ser nuevamente una sola luz, un solo brillo, un solo amor.